IVIC desarrolla proyectos para el control y diagnóstico de mal de chagas y hemoparasitosis en animales

Expertos del laboratorio de Fisiología de Parásitos del Centro de Biofísica y Bioquímica, perteneciente al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), desarrollan un importante proyecto para control de enfermedades parasitarias en Venezuela, siendo su principal eje de acción el mal de Chagas, conocido también como tripanosomiasis americana.

Nereida Parra, jefa del laboratorio de Fisiología de Parásitos del Centro de Biofísica y Bioquímica,  del IVIC, explica que datos de la Organización Panamericana para la Salud (OPS) refieren que en la actualidad cerca de 75 millones de personas están en riesgo de infectarse con Mal de chagas y al menos 30 mil casos son reportados anualmente.

Explicó que desde el Laboratorio de Fisiología de Parásitos, el equipo de científicos realiza “la evaluación quimioterapéutica de compuestos y medicamentos contra el parásito causante del mal de chagas que es el Trypanosoma Cruzi dirigidos hacia el control del mismo”.

Agrega que “otro de los proyectos bandera es el diagnóstico de hemoparasitosis en animales, es decir, una enfermedad que afecta a rebaños de interés agropecuario en nuestro país (…) con este proyecto nosotros hacemos diagnóstico de enfermedades como la tripanosomiasis bovina, equina y otras enfermedades como anaplasmosis, babesiosis también en estos rebaños».

La Dra. Parra expone que los hemoparásitos se desarrollan principalmente en sangre, “porque es allí donde van a encontrar todos los nutrientes necesarios para su desarrollo y multiplicación y estos hemoparásitos van a necesitar de un hospedador mamífero, bien sea un humano o un animal silvestre o doméstico en el cual ellos puedan multiplicarse constantemente y obtener sus nutrientes”.

Para la científica, oriunda del estado Apure, los dos proyectos son importantes porque “en el caso de la investigación dirigida al mal de Chagas, buscamos en primera instancia tratar de controlar la multiplicación de este parásito de manera de poder utilizar más adelante, en otras fases, estos medicamentos para controlar la enfermedad en pacientes y, con respecto al proyecto que va dirigido al diagnóstico de hemoparasitosis en animales, los beneficiarios en primera instancia son los rebaños y los productores, los dueños de estos rebaños”, remarcó.

Señala que el objetivo es “hacer un diagnóstico certero utilizando técnicas de biología molecular, técnicas inmunodiagnóstico y técnicas de observación directa para poder dar una respuesta a los productores que tienen rebaño que están en riesgo de padecer estas enfermedades ocasionadas por hemoparásitos”.

Agrega que “tenemos un amplio rango de beneficiarios, en el caso del proyecto que está dirigido hacia el mal de Chagas, buscamos que los beneficiados sean los pacientes, que están infectados con el parásito, para buscar medidas que garanticen el bienestar de su salud ya que tanto en Venezuela como en Latinoamérica tenemos una alta población que está en riesgo de contraer esta enfermedad”.

Comenta que han realizado el abordaje de diagnóstico de hemoparasitosis en animales, en el estado Aragua, específicamente en la población de Boca de Zuata, donde han realizado la visita a 30 unidades de producción para atender a más de 500 animales entre los que destacan ovejas, vacas y caballos.

Estas jornadas permiten evaluar la presencia o no de parásitos que puedan estar afectando el desarrollo de rebaños.

La científica añade que estas investigaciones son fundamentales para el desarrollo de políticas públicas en materia de salud y pecuaria, que permitan garantizar bienestar a la población y el avance de sectores productivos importantes para la nación.

Científica apasionada por su trabajo

Nereida Parra relata que su interés y amor por el estudio de la hemoparasitosis se despertó desde que era una niña.

“Soy de una familia de Apure, que vive principalmente de la agricultura y de la cría de pocos rebaños (…) entre estos rebaños mi familia tiene ganado bovino, ovino y, desde pequeña siempre veía que había animales que morían de enfermedades que a mi corta edad era desconocido”, narra.

Agrega que años después, estando en Caracas, tuvo la oportunidad de estudiar biología y de adentrarse en el mundo de las hemoparasitosis.

“Me pareció fascinante y ahí es cuando comienzo a comprender y a darme cuenta y relacionar lo que yo veía desde pequeña en esos animales y, eso es lo que me ha hecho desarrollarme y cultivarme en el área de la hemoparasitosis”.

Parra considera que con la llegada de la Gran Misión Ciencia, Tecnología e Innovación “Dr. Humberto Fernández-Morán” los centros de investigación del país han podido “establecer una red de trabajo en la cual nos apoyamos laboratorios como este por ejemplo donde contamos con bancos de parásitos y tenemos técnicas establecidas para trabajar con estos microorganismos y unirnos con otros laboratorios para probar medicamentos y compuestos que son sintetizados químicos y trabajar en conjunto para un bien común”.

La científica señala que las políticas impulsadas desde el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), han promovido el avance en cuanto al conocimiento y al desarrollo de tecnologías con el objetivo de incrementar el desarrollo del país.

“Desde el Laboratorio de Fisiología de Parásito agradecemos este gran apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología y este gran impulso porque esto nos ha permitido tener una esperanza y confianza de que todo lo que nosotros hemos hecho durante tantos años en este laboratorio va a continuar”, finalizó.

Oficina de Gestión Comunicacional del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología / Periodista: Amarilis Palacios. 

LOGROS

DIRECCIÓN: Av. Andrés Bello. Edf. Torre Fondo Común, Piso 5, Ofc. Todo el Piso. Urb. Guaicaipuro. Caracas DC. Venezuela. Zona Postal 1050.

TELECOM VENEZUELA | CARACAS | RIF: G-200051434